Invitaciones de boda en vídeo

Invitaciones de boda en vídeo

Un novio (o novia) decidido, ha dado el paso. Una novia (o novio) ilusionada, ha dicho “sí”. Tenéis fecha, habéis decidido lugar, habéis hecho la lista de invitados y ahora… Llega el turno de las invitaciones pero ¿Cuál elegir? Además de las clásicas invitaciones en papel existen montones de opciones originales para dar la gran noticia a vuestros familiares y amigos. En este post os hablaremos de las invitaciones de boda en vídeo. Hoy en día son perfectas para poder enviar al móvil de tus invitados o compartirlas por redes sociales o e-mail. Os aconsejamos que su duración no sea demasiado larga ya que con un vídeo cortito podéis conseguir el mismo efecto sin aburrir y, en el caso de que lo vayáis a enviar, con un archivo de mucho menos peso. Las puedes combinar con las de papel o utilizarlas como invitación única.

Como hay tantas opciones como parejas de novios, os dejamos algunas ideas:

 

1. Vídeo de animación

Si no tenéis mucho tiempo, no queréis salir en pantalla o simplemente queréis una invitación divertida, un vídeo animado puede ser una opción perfecta. En este caso es muy probable que necesitéis la ayuda de un estudio o persona especializada. Podéis explicar lo que queráis: cómo os conocisteis, cómo sois como pareja, manual de instrucciones para acudir a vuestra boda, etc. con el tipo de ilustración que más os guste. También puede tratarse de un vídeo cortito y sencillo (y también más económico), con un mensaje divertido. Algunos ejemplos:


 

2. Papeles con mensaje

Es un vídeo que podéis hacer vosotros mismos y además apto para vergonzosos. Sólo necesitáis una cámara, un lugar bonito y unos mensajes escritos en papeles, cartulinas o incluso pizarras. Podéis hacer desde un vídeo sencillísimo con una única toma o un montaje de fotos; a un vídeo encargado a algún estudio, si queréis que sea más profesional.


 

3. Vídeo-reportaje o vídeo-historia:

En este caso podéis pedir presupuesto a un profesional que seguro os hará un vídeo precioso o, lanzaros a la aventura de hacer un vídeo casero. Para esta última opción necesitaréis un alma caritativa (amigo, hermana, etc.) que os grabe. Podéis apuntar en un papel ideas, buscar un lugar bonito y pulsar el botón de REC. Grabad todos los planos que queráis (bailando, riendo, en bici…) para que luego tengáis material suficiente para montar un vídeo divertido. Podéis explicar, por ejemplo con una voz en off, porqué os casáis, cómo os conocistéis, pero sobretodo no os olvidéis de invitar a vuestra familia y amigos al gran evento de la temporada. Una vez terminado podéis atreveros a montarlo con un programa de edición de vídeo o encargarselo a un profesional o amigo que controle del tema.

Related Posts

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.